Síguenos!

Noticias

Tipos de bicicleta estática: reclinadas y verticales

Esteban Fuentes

Hay dos tipos básicos de bicicleta estática: y básicamente se diferencian a primera vista por su posición, un tipo es con la posición vertical y la otra en decúbito.

Cada tipo de bicicleta tiene sus pros y sus contras.

Bicicleta vertical

La bicicleta vertical es la más tradicional. Esta consta de un asiento sin respaldo regular. Según la utilidad que le quieras dar, el numero de factores a tener en cuenta variaran. Por norma general, el problema más común con este tipo de bicicletas es el dolor que uno puede experimentar en el extremo posterior, sobre todo al iniciar una rutina de entrenamiento con este tipo de bicicleta pero que con el tiempo desaparecen, conocido como “dolor de caballo”.

Otras quejas son el dolor de muñeca o entumecimiento en las manos y, que en realidad son el resultado de un uso inadecuado de la bicicleta estática. Si estas sentado con la espalda recta y los brazos extendidos pero no con llave, en lugar de inclinarte hacia adelante y apoyando tu peso contra el manillar, no deberías de tener entumecimiento o dolor en las manos o las muñecas. Lo bueno acerca de la bicicleta estática en posición vertical es que ofrece la capacidad de ponerse de pie o sentarse durante el entrenamiento. Al pedalear de pie se puede replicar el pedaleo de la  cuesta arriba. Por otro lado, con estas bicicletas uno es capaz de asumir más tensión de pie que en una posición sentada, esto es genial para poder diversificar tu entrenamiento por la alternancia de intervalos de sentado y de pie.

Bicicleta reclinada

La bicicleta estática reclinada hace que el usuario se encuentre más cerca del suelo, proporcionando apoyo para la espalda con un respaldo ajustable (requerimiento básico). Hay gente que cree que las bicicletas reclinadas ofrecen un entrenamiento menos agresivo e intenso que las verticales pero eso no es así, usando esta bicicleta podrás quemar las mismas calorías. Una ventaja que ofrece este tipo de bicicleta es que es mucho menos susceptible de crear “dolor de caballo” porque no tienen el asiento estrecho y reposar gran parte del peso en el respaldo.

Este tipo de bicicleta estática es muy recomendable para personas mayores o cualquier persona con problemas de espalda ya que, al proporcionar ese extra apoyo en la espalda, y su altura más cerca del suelo que hace su subida y bajada de la bici más fácil y cómoda, hacen de esta bicicleta la opción a elegir.

Loading Facebook Comments ...